Entorno

Empordanet

Fue Josep Pla quien nombró así este lugar, entre Les Gavarres, El Montgrí y la Costa Brava. Lleno de pequeños pueblos medievales, rodeados de campos donde el tiempo se para y las tradiciones perduran.

Nuestra comarca ha estado habitada desde la prehistoria, por ella han pasado un sinfín de civilizaciones dejando su huella con construcciones como el poblado íbero de Ullastret, las ruinas de Empúries o los numerosos pueblos medievales como MonellsPals, Palau Sator o Peratallada.

Monells

El Palauet de Monells ubicado en el triángulo de oro del Empordanet, cerca de las mejores playas de la Costa Brava, campos de golf y a unos 50 Km. del aeropuerto de Girona.

Con dos núcleos diferenciados a ambos lados del río Rissec, uno fortificado alrededor de los jardines del antiguo castillo y el otro presidido por la Iglesia de Sant Genís del Siglo XI de origen románico pero con acento gótico y barroco. Sus calles y plazas adquieren su máximo esplendor en el medievo, al ser Monells el escenario de un antiguo y muy importante mercado que se celebraba a finales del Siglo XVII.

Destaca por su hermosa plaza Jaume I, donde se encuentra El Palauet de Monells. En ella podemos contemplar una reproducción de La Mitgera de Monells, unidad de medida para el grano establecida por real decreto en 1234 por el rey Jaume I “El Conqueridor” para toda la diócesis de Girona.

Les Gavarres

El macizo de les Gavarres se sitúa entre las comarcas del Baix Empordà y el Gironés, en el extremo septentrional del litoral catalán, cubre una extensión de 350 km2 y acoge a un gran número de poblaciones como: Calonge, Monells, Forallac, La Bisbal, Sta. Cristina d’Aro, Girona o Madremanya entre muchas otras.

Les Gavarres muestran formas rendondeadas, que fueron definidas por el escritor Josep Pla como “elefantíacas”, y nos ofrecen un extenso paisaje forestal. Sus puntos más altos (Mare de Déu dels Àngels i Puig d’Arques) son unos maravillosos miradores desde los que podemos observar el Golf de Roses, la plana de l’Empordà y hasta los Pirineos en días despejados.